Ambos, el esposo y la esposa traen al matrimonio creencias autodidactas acerca de lo que sustentará su bienestar personal. Cada uno también trae enseñanzas y tradiciones al matrimonio que han sido observadas o traspasadas por la familia, la iglesia o la comunidad. Estas creencias y hábitos son valiosos y no son cambiados o se abandonan fácilmente.

Entonces, ¿qué hay que pensar, dónde hay que ir cuando las formas de pensar y de actuar no están funcionando bien dentro del matrimonio? ¿Deberá un cónyuge diferir del otro o deberán ambos cambiar su manera de pensar acerca de un asunto en disputa? ¿Qué fuentes de información pueden ser confiables? ¿Qué fuentes pueden ser usadas para corregir o reemplazar creencias sostenidas profundamente que han servido para bien en el pasado pero que ya no están funcionando más? ¿Qué formas de pensar y de actuar funcionarán dadas las nuevas circunstancias de una relación de dar y recibir requerida en el matrimonio? ¿Qué verdad puede ser aceptada fuera de la experiencia propia de uno?

Este proceso de auto evaluación comienza con escuchar sin estar a la defensiva. El proceso continúa al observar el impacto que las palabras y las acciones de uno está teniendo sobre su cónyuge. Uno necesita permanecer abierto en un nivel emocional a la posibilidad de que el cambio personal pueda ser necesario. Finalmente, las fuentes confiables de información acerca del vivir consigo mismo y con otros, especialmente en una relación matrimonial necesitan ser encontradas. El ejemplo y el testimonio de parejas casadas exitosamente, libros y lugares en la Internet recopilados por profesionales con credenciales, la introspección guiada por consejeros adiestrados en el comportamiento, y las escrituras bíblicas son recomendados como las fuentes más confiables para la nueva información acerca del pensar mejor, vivir mejor y ser un mejor compañero en el matrimonio.

Referencia de las Escrituras: Proverbios 15:22; Salmo 32:8; 2ªa Timoteo 3:16-17

Cuando falta el consejo, fracasan los planes; cuando abunda el consejo, prosperan. (NVI)

El Señor dice: «Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti. (NVI)

Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia, a fin de que el siervo de Dios esté enteramente capacitado para toda buena obra. (NVI)

Haga clic aquí para descargar esta semana

Cuota

Algunas cosas para hacer durante la semana.

Día 2: Reflexionar sobre el mensaje y la lectura de las Escrituras; diario si quieres
Día 3: Ora o medita sobre lo que crees que necesitas
Día 4: Discuta el mensaje y las escrituras con su cónyuge
Día 5: Planifique cómo puede responder mejor al mensaje
Día 6: Descanso; no pienses en el mensaje o la escritura; escucha en la quietud
Día 7: Vuelve a comprometerte con tu matrimonio

Stay in the loop

Subscribe to our free newsletter.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.

Don’t have an account yet? Get started with a 12-day free trial