La etapa de madurez del matrimonio es para parejas que han estado casadas por 36 o más años. Este es un período cuando algunos de los ajetreos de la vida comienzan a descender. Las carreras llegan a un final, a los hijos les gusta tener sus propias vidas, y los cambios en resistencia comienzan a reducir el ritmo físico. Las circunstancias permiten y aún requieren de más tiempo para la reflexión personal. Este es un momento en la vida cuando la relevancia y el significado serán menos definidos por un paquete diario de itinerarios y serán más definidos por el redescubrimiento de la pareja de quiénes son como individuos. Este es un momento cuando una pareja puede volver a comprometerse con el placer, el apoyo, y que el compañerismo sea encontrado en ambos.

Después de 36 o más años de matrimonio, un peldaño espiritual ha sido alcanzado por haber mantenido una relación firme por tanto tiempo. El matrimonio ha ganado el respeto de otros, especialmente de quienes son más jóvenes, a través de la fidelidad y de la longevidad evidenciada por los muchos años de matrimonio. Este es un tiempo para que sea de beneficio para otras parejas casadas a través del aconsejar y el compartir todo lo que ha sido aprendido por haber pasado muchos años juntos.

La etapa de madurez del matrimonio puede continuar mientras exista el matrimonio hasta ese momento. ¡No es raro que las parejas permanezcan casadas por setenta años! Hay todavía mucho tiempo para crecer y aprender, pero las aspiraciones y las expectativas tenderán a ser más realistas y el tiempo limitado. Buscando y confiando en lo que es realmente verdadero en la vida proveerá la fortaleza, la confianza, el valor, el optimismo y la esperanza que serán necesarios para sostener un matrimonio maduro a través del resto del tiempo que tal pareja de casados tendrán juntos.

Referencia de las Escrituras: Salmo 71:20-21; 1ª de Pedro 2: 10-11

Me has hecho pasar por muchos infortunios,  pero volverás a darme vida; de las profundidades de la tierra volverás a levantarme. Acrecentarás mi honor  y volverás a consolarme. (NVI)


Ustedes antes ni siquiera eran pueblo, pero ahora son pueblo de Dios; antes no habían recibido misericordia, pero ahora ya la han recibido. Queridos hermanos, les ruego como a extranjeros y peregrinos en este mundo que se aparten de los deseos pecaminosos que combaten contra la vida. (NVI)

Haga clic aquí para descargar esta semana

Cuota

Algunas cosas para hacer durante la semana.

Día 2: Reflexionar sobre el mensaje y la lectura de las Escrituras; diario si quieres
Día 3: Ora o medita sobre lo que crees que necesitas
Día 4: Discuta el mensaje y las escrituras con su cónyuge
Día 5: Planifique cómo puede responder mejor al mensaje
Día 6: Descanso; no pienses en el mensaje o la escritura; escucha en la quietud
Día 7: Vuelve a comprometerte con tu matrimonio

Stay in the loop

Subscribe to our free newsletter.

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.

Don’t have an account yet? Get started with a 12-day free trial